Previo a engrase de cables se aconseja efectuar una limpieza a fondo del cable a engrasar. Disponemos de los equipos de limpieza mecanizada; las máquinas de serie BG y los equipos UDLP. Los últimos son unos equipos ultraligeros para realizar los trabajos en altura y en sitios de difícil acceso. Retirar los estériles facilita la posterior penetración del lubricante y recuperación del engrase interno, vital para aumentar la vida útil del cable de acero.

Para potenciar la penetración, los equipos de engrase aplican a presión los lubricantes fluidos de baja viscosidad. Después de un breve periodo de tiempo los lubricantes se densifican, formando una capa grasienta o solida/elástica alrededor de cada alambre. También se consigue relubricación del alma “el almacén del lubricante”.

Para la postimpregnación de cables utilizamos solo los lubricantes específicos. En su amplia gama de productos existen agentes protectores para todo tipo de cables, incluidos los cables tractores que trabajan arrastrados por la polea tractora en las instalaciones de montaña o mineras, cables guía o carril o cables que trabajan sumergidos en el agua.