Los raíles de seguridad oblicuos son sistemas anticaídas conformes a la norma EN 795 clase D y a la norma EN 353-1, que pueden ser utilizadas tanto en interiores como en exteriores (con ángulos comprendidos entre 15º y 85º). Se pueden instalar principalmente en lugares de acceso inclinados (escaleras con diferentes ángulos, tuberías orientadas con pendientes, atracciones en parques de aventura, montañas rusas, etc.), o en cualquier plano inclinado donde se realizan trabajos en altura con riesgo de caída.

Solución polivalente: El carro especial incorpora un absorbedor textil que minimiza el impacto ante una eventual caída. El carro asegura el bloqueo anticaídas del raíl de seguridad unidireccional o bidireccional durante el ascenso o descenso en la zona de trabajo con pendientes.