Los raíles de seguridad son sistemas destinados a la prevención de caídas de las personas cuando se realizan trabajos en altura. Los raíles son sistemas anticaídas homologados y certificados. Son sistemas permanentes de anclaje rígido que cumplen normativa EN 795 clase D y que utilizan elementos resistentes tales como acero o aluminio.

Los raíles de seguridad protegen puntos de acceso, fachadas, zonas de carga/descarga, cubiertas, y especialmente cuando se requiere disminuir el espacio de caída que se produce con el uso en las soluciones de las líneas de vida. Las soluciones propuestas por Cables y Eslingas mediante raíles de seguridad (sistemas + EPIS) ofrecen la mejor alternativa para minimizar o evitar los riesgos durante una eventual caída en altura.

Los raíles de seguridad que propone Cables y Eslingas permiten asegurar la continuidad del desplazamiento de los trabajadores en todos los planos (diseños de cambios de dirección con ángulos, giros y uniones). Las fijaciones se adaptan para cada tipo de cubierta.

Los trabajadores se aseguran a los raíles de seguridad mediante el uso de carros de rodamientos especiales unidos a los Equipos de Protección Individual (EPI). En Cables y Eslingas se selecciona el EPI y la solución del sistema anticaídas más adecuada para el correcto uso de los raíles de seguridad.

Los raíles de seguridad precisan de personal cualificado que conozca y aplique instrucciones y recomendaciones del fabricante. Son dispositivos de seguridad para trabajos en altura que precisan de una inspección mínima anual que debe ser realizada por personal cualificado para garantizar el óptimo estado de uso de cada uno de los elementos de seguridad.

Raíles de seguridad horizontales
Raíles de seguridad verticales
Raíles de seguridad oblicuos