La barandilla de seguridad fijada sobre cornisa es un sistema de protección colectiva especialmente pensado para cubiertas con un zócalo perimetral estructuralmente resistente.

La barandilla propuesta por Cables y Eslingas incorpora los largueros altos y bajos que están fijados mediante un mecanismo patentado de garra. La altura del bajo larguero de la barandilla es regulable para igualar los espacios según la altura de la cornisa del edificio.

La barandilla de seguridad que propone Cables y Eslingas también es adaptable en cornisas con membranas especiales térmicamente aisladas (regulación térmica RT2012). Una pletina específica permite fijar la barandilla hasta un espesor interior de 130mm.

Fácil puesta en servicio: Sistema Regulable de fijación de los largueros.

Distribuida en varias modalidades: Fijación frontal a bajo peto, lateral o sobre la propia cornisa. Concebida en versión de ángulo resto o acodada.