Las líneas de vida oblicuas son sistemas anticaidas conformes a la norma EN 795 clase C y a la norma EN 353, que pueden ser utilizadas tanto en interiores como en exteriores (con un ángulo comprendido entre 15º y 85º). Se pueden instalar principalmente en lugares de acceso inclinados (escaleras con diferentes ángulos, tuberías con pendientes, atracciones, montañas rusas, etc.), o en cualquier plano inclinado donde se realizan trabajos en altura con riesgo de caída.

Solución polivalente: El carro especial puede conectarse en cualquier parte de la línea de vida y asegura el bloqueo anticaidas unidireccional o bidireccional durante el ascenso o descenso en la zona de trabajo con pendientes.